¿QUIÉN PUEDE ACCEDER AL BENEFICIO?

Podrán adquirir un automóvil con los beneficios otorgados por la ley 19.279 y sus modificatorias, las personas que reúnan alguna de estas condiciones:

Usted o algún miembro de su familia que tenga movilidad reducida por una discapacidad motora, visual, mental o visceral, presentando dificultad para viajar en el transporte publico de pasajeros; y acrediten la solvencia necesaria para asumir los costos finales de la adquisición del automotor.

Algunos ejemplos son: Personas Mayores con Dificultad de Movimientos para subir o bajar escaleras. Hemiplejia, Cuadriplejia o Paraplejia, Problemas Neurológicos, Epilepsia, ACV, PC, Diálisis, Insuficiencia Cardíaca o Respiratoria Severa, Discapacidad Visual (siempre y cuando se totalmente ciega, o vea bultos o de un ojo no vea nada y del otro ver solamente un 10%), cualquier tipo de Discapacidad Motora, Reuma, Artritis o Artrosis Deformante, Autismo, Síndrome de Down Severo, Discapacidad auditiva (solamente si presenta mareos y perdida de equilibrio). etc.